Birthdays and responsibility / Cumpleaños y responsabilidades

There is alot I want to write out about birthdays and this feels like a good week to do it since we celebrated two of them this week.  The anecdote I have this week is a little personal and hopefully my youngest child won't kill me one day for sharing it.  But it feels appropriate and related to the things I want to talk about so I am going to share it.  One thing that we started last year is trying to think of a new responsibility and step towards independence that each child gains on their birthday.  For our oldest last year it was to be able to go to the corner market on his own and buy groceries for us.  He was very excited about this and has really enjoyed the feeling of independence that he gained with this responsibility.  It has also been very helpful to me to be able to send him to get eggs, vegetables, and milk each week.  So for our five year old the new responsibility was he has to take care of his own personal hygiene after going to the bathroom.  I had no idea that this would be hard for him but when I told him this he burst into sobs.  It was a painful but necessary moment for him and us (and really one I should have done last year).  It was painful because he feels cared for when I clean him and he felt acutely the pain of growing up.  I felt it also and had a pang of wanting to hold him back from this step towards independence and continue to care for him in this way.  But I have to remind myself that I have to let myself feel the pain of him growing up and push him towards it gently even if he doesn't want to go.

Hay mucho que quiero escribir acerca de los cumpleaños y siento que es una buena semana para hacerlo ya que celebré dos esta semana. La anécdota que tengo esta semana es un poco personal y espero que mi hijo más pequeño no me mate un día por compartirla. Pero siento que es apropiado y está relacionado con las cosas de las que quiero hablar, así que voy a compartirla. Una cosa que hemos iniciado el año pasado es tratar de pensar en una nueva responsabilidad y el paso hacia la independencia que cada niño gana en su cumpleaños. Para nuestro hijo mayor, el año pasado fue que iba a ser capaz de ir al mercado de la esquina solo y comprarnos comida. Estaba muy emocionado acerca de esto y ha disfrutado mucho de la sensación de independencia que se ganó con esta responsabilidad. También ha sido muy útil para mí poder enviarlo a traer los huevos, las verduras y la leche cada semana. Así, para nuestro hijo de cinco años, la nueva responsabilidad era tener que cuidar de su propia higiene personal después de ir al baño. No tenía ni idea de que esto sería difícil para él pero cuando se lo dije se echó a llorar. Fue un momento doloroso, pero necesario para él y para nosotros (y una verdad que debería haber hecho el año pasado). Fue doloroso porque se siente cuidado cuando lo limpio y sintió el dolor de crecer. Lo sentí y también tuve una punzada de querer retenerlo de este paso hacia la independencia y de cuidar de él de esta manera. Pero tengo que recordarme a mi misma que tengo que dejarme sentir el dolor de lo que crecen y empujarlos a ello con suavidad, incluso si no se quieren ir.